viernes, 9 de marzo de 2007

Por el Día de la Mujer

Sé que el Día Internacional de la Mujer fue ayer, pero lamentablemente la página del diario de uno de los artículos que iba a comentar quedó fuera de servicio, por lo que me quedé sólo con media noticia. Pero como dicen, más vale tarde que nunca, así que luego de confirmar que el artículo estaba nuevamente en línea, me dispongo a publicar la noticia.

Estas son mujeres que han vencido los prejuicios, ya sea porque se vieron en la necesidad de trabajar en una mina, enfrentándose a los mitos de que las mujeres "traen mala suerte" (conocido al menos en el entorno minero peruano) o que no pueden igualar a un hombre en ese tipo de trabajo. La noticia viene de la sección CUYO MINERO del Diario de Cuyo - Argentina:

En la provincia, cada vez más mujeres se animan a trabajar en una actividad en la que todavía los hombres son mayoría. Avanzan a paso lento pero seguro: en las grandes empresas, un promedio del 10 por ciento del personal es femenino.

(...)Mario Hernández, vicepresidente de Minas Argentinas, que explora el proyecto aurífero jachallero Gualcamayo, contó que en esta empresa trabajan cinco mujeres en el campamento: geóloga, contadora, especialista en medio ambiente, recursos humanos y en contabilidad viven en medio de la montaña entre más de 100 muchachos.
(...)Una empresa más chica, Intrepid Mines (opera en Calingasta), también tiene personal femenino, pero sólo una de ellas se dedica al trabajo en la montaña, realizando tareas de exploración geológica.
(...)Barrick, compañía a cargo de Veladero y Pascua Lama, tiene un menor porcentaje de mujeres trabajando en relación a la cantidad de hombres que lo hacen. Aún así, son muchas: 70 de 1.000 personas trabajando a más de 4.000 metros de altura.
(...)Por su parte, Martín Angel, delegado de la Asociación de Obreros Mineros Argentinos (AOMA), comentó a CUYO MINERO que la cantidad de mujeres trabajando en minería ha aumentado considerablemente. Y que “hasta el momento contamos con sólo cuatro afiliadas al gremio. Todas son chicas de Barrick que trabajan en los camiones”.

Pero este “boom” de la mujer en minería no es reciente. “Yo diría que la mujer comenzó a incorporarse a la actividad minera desde hace 20 años más o menos. Antes no había porque hasta era mal visto por la sociedad, como trabajo exclusivo de hombres”, dijo Eduardo Machuca, al frente de Intrepid Mines, quien aclaró que él cree que “hasta ahora hay gente que tiene prejuicios diciendo que antes de estar en el campo, la mujer tendría que estar en su casa cuidando a sus niños”.
La siguiente es la historia de Saadia Lharti una mujer de la provincia de Beni Mellel, Marruecos, que lleva 6 años viviendo en Asturias, España con su madre y 7 hermanos. La noticia viene de La Nueva España:

"La mujer tiene que luchar para defender sus derechos".(...) Saadia prepara el doctorado en la Facultad de Geológicas de Mieres, una tesis sobre "La dinámica del litoral". Es tímida pero decidida. Es la única de sus hermanos que realizó una carrera universitaria -"siempre me gustó estudiar", dice- y se siente feminista. "La mujer tiene que luchar por defender sus derechos y por ampliar su nivel cultural". La geología le apasiona y Asturias es una tierra en la que nunca se ha sentido extranjera. ¿Qué le gusta? "La manera de vivir, la cultura, la libertad, la democracia. Cuando vas a una oficina pública tratan a todos igual, todos son ciudadanos, en otros países no ocurre lo mismo". ¿Y en la Universidad? "Estoy encantada, nunca me he sentido extranjera, tengo amigos y amigas, me siento muy bien y todo el mundo se comporta bien conmigo". Su condición de musulmana, que se exterioriza con el "hiyab" (el pañuelo que cubre su cabeza y cuello), no le ha causado ningún problema. "La mayoría de mis amigos de aquí no son religiosos, pero nunca he tenido problemas. Cada persona es libre". Cuando piensa en su país natal, Saadia recuerda, sobre todo, "la casa de mi padre". ¿Y Marruecos? "Es un país que avanza, es más abierto que otros musulmanes".

En este artículo encontrarán también la historia de otras 2 mujeres que migraron y se hicieron una vida en Asturias.

Aunque estas son sólo 2 historias, estoy seguro que hay muchos otros ejemplos como los de estas mujeres, dignos de imitación. ¡Feliz Día (atrasado) de la Mujer!

Actualización 25/03/07:

El diario La Nueva España, el mismo que publicó el artículo anterior del Día de la Mujer con notas cortas sobre 3 mujeres inmigrantes en Asturias, ha publicado la nota completa sobre Saadia Lharti:
Saadia espera acabar el doctorado y encontrar un empleo. Si es en Asturias, mucho mejor. "En esta tierra me siento muy bien y aquí tengo a mi familia", puntualiza. Atendiendo a su experiencia, Saadia recomienda a las mujeres inmigrantes que llegan a España que, en la medida de lo posible, estudien y se preparen para poder acceder a un buen empleo. Eso sí, un paso previo y fundamental es "aprender bien el idioma", ya que, de lo contrario "muy poco pueden hacer". Y es que, para esta universitaria marroquí, "la formación es importante para todos, pero para la gente que viene de fuera, aún más». Otro aspecto que ve fundamental para la integración es el apoyo mutuo entre los extranjeros. Por ello, considera "una gran idea" la reciente creación de la Asociación de Mujeres Inmigrantes de Mieres, que ha sido bautizada con el nombre de "Las Golondrinas". Saadia piensa que el colectivo "puede ayudar mucho" y defiende los proyectos que está poniendo en marcha, entre ellos una feria intercultural para estrechar lazos con la sociedad local.
Saadia es definitivamente una mujer admirable.

Blogalaxia Tags:

2 comentarios:

Administrador dijo...

Hola Miguel, se que es un post antiguo, pero acabo de leerlo y me gusto mucho el homenaje que haces a las mujeres, en especial a las que trabajan en el campo de la Geología y Minería. te comento que la SGP está previendo organizar un conversatorio sobre este tema tambien.

Miguel Vera dijo...

Muchas gracias por tu comentario, creo que en la actualidad los prejuicios han disminuido, pero siempre es bueno recordar por lo que tuvieron que pasar algunas valientes mujeres para ganarse un nombre dentro de nuestra actividad, y evitar así que esas situaciones se repitan.

Gracias también por hacerme saber del conversatorio en la SGP, me parece interesante, estaré atento a los anuncios.

Saludos.