lunes, 19 de febrero de 2007

Cuidado con los "Traductores"

Confieso ser una persona minuciosa en lo que a ortografía y correcta escritura se refiere. Comencé obviamente con el español y lo mismo aplico ahora al inglés, dado que he tenido la oportunidad de realizar traducciones de diversos tipos. En pocas palabras, no puedo pasar por alto errores de este tipo. Es por eso que decidí publicar este comentario.

Hoy en día existen numerosas aplicaciones, tanto en la web como en forma de programas especializados, que permiten a una persona traducir una palabra o texto de un idioma a otro con gran facilidad y rapidez. Basta con copiar y pegar el texto en una ventana y listo, traducciones al instante. Sin embargo no todo es color de rosa, e imagino que todos conocen la limitada capacidad de estas herramientas para construir un párrafo traducido con el más mínimo sentido. Es por eso que no me gusta y no recomiendo usar los traductores con textos de más de un par de líneas. Yo recomendaría su uso sólo cuando se necesite averiguar el significado de una sola palabra o, en todo caso, el significado de una palabra en el contexto de la oración que la contiene.

Personalmente considero mucho más útil el diccionario clásico, dado que contiene todos los posibles significados (tomen en cuenta que los traductores, especialmente los que se encuentran en la web, te dan un solo significado, el más común), así como ejemplos para cada caso y la fonética. Algunos programas de traducción tienen su propio diccionario, que aunque no reemplaza completamente a un diccionario físico, sí posee una ventaja que es la opción de agregar nuevas palabras. Pero en mi opinión, a menos que se dediquen a la traducción no vale la pena comprar un programa de este tipo.

Finalmente, mi objetivo es ilustrar este breve comentario mostrando algunos ejemplos que encontré en la red, de errores garrafales que se pueden obtener al momento de una traducción. Para el caso utilizaremos el traductor de Google con 2 casos de traducción inglés-español:

El primero, muy curioso, es aquél que se obtiene al tratar de averiguar la traducción de la palabra holy spirit, la cual significa, como algunos ya sabrán, "espíritu santo". Pero ¿qué traduce Google? Pueden hacer la prueba ustedes mismos, aquí la imagen:

Pues sí, lo traduce como "alcohol santo", dado que spirit también significa "alcohol" o "licor". Aunque no conozco los algoritmos, asumo que sencillamente para el traductor esta traducción es, o bien más común, o bien mejor dentro del contexto de la frase. El problema viene cuando una persona que no habla español hace uso del traductor de páginas web de Google, que funciona bajo el mismo algoritmo de traducción, y termina obteniendo resultados malos y hasta un tanto vergonzosos.

El segundo ejemplo, más grave aun, es el de la traducción de la palabra best, la cual significa "el/la/lo mejor" o bien "los/las mejores". El traductor de Google va más allá:

Definitivamente esta traducción no es "la más mejor posible". Como comprenderán, errores de este tipo son mucho más frecuentes.

Cabe aclarar que estos errores no son exclusivos del traductor de Google, sino que puede suceder con cualquier otro que busque cumplir una función similar. Por eso, si quieren traducir su página web o algún documento específico, es preferible que lo encomienden a una persona que haya estudiado o esté terminando de estudiar inglés, pues al menos así tendrán la seguridad que su traducción tiene sentido, y que no los hará pasar vergüenza.

Actualización 16/03/07:

Si de todos modos no tienes quién te ayude en la traducción de tu blog, puedes revisar el análisis de los diversos traductores gratis que se ofrecen en internet, hecho en el blog Solrac Korner.

Actualización 22/03/07:

Otro punto importante es no mezclar ambos idiomas. Es cierto que hay palabras en inglés sin un significado apropiado en español, pero muchas veces escribimos en inglés indiscriminadamente, sólo por la desidia de no traducir. O escribimos en un idioma o en otro. De esto nos hablan en el blog El Cuaderno de Simón.

Más noticias sobre idiomas en Traducción.

10 comentarios:

El Ciberpastor dijo...

Tu artículo esta de lo "mas mejor posible"

El Ciberpastor

Miguel Chambergo dijo...

Para consultar palabras en español, no hay nada mejor que el diccionario de la Real Academia Española, que se puede consultar
gratis en su página Web: http://www.rae.es
Lamentablemente, acaban de cambiar el diseño de su página por uno espantoso, el anterior estaba mejor.

Para palabras en inglés, el diccionario de Oxford: http://www.askoxford.com
Cabe resaltar que, a diferencia del diccionario de Oxford, el diccionario de la Real Academia es exclusivo; es decir, en teoría, sólo contiene las palabras que son usadas por una mayoría de hablantes. Sin embargo, este diccionario online parece que sí contiene regionalismos.

Para obtener la conjugación de los verbos de distintos idiomas: http://www.wordreference.com

Lo que hasta ahora no logro encontrar, es una página confiable que proporcione los regímenes de los verbos.
Por ejemplo, el régimen de deber es de. Uno debe de. Ejemplo: Yo debo de tomar el tren.
El régimen de tener es que. Ejemplo: Yo tengo que salir.
Sería interesante encontrar una página con los regímenes de los verbos en distintos idiomas, pues a veces, dependiendo de la situación, un mismo verbo puede tener más de un régimen.

Miguel Vera dijo...

Gracias por el comentario ciberpastor.

Miguel gracias por los enlaces. Es interesante lo que explicas de los regímenes. No conozco tampoco una página que liste regímenes de palabras pero sería muy útil, especialmente en inglés donde las variaciones son mayores dependiendo de la preposición o conjunción que acompañe al verbo. Mientras tanto el diccionario sigue siendo una mejor herramienta, al menos en este tema.

Cuando tenga tiempo compartiré algunos enlaces sobre traducción en un nuevo artículo. Saludos.

Josep Tarrés dijo...

Yo aún iría más lejos y no me conformaría con alguien "que haya estudiado o esté terminando de estudiar inglés".

Yo contrataría a un traductor profesional, cuyo trabajo consiste, precisamente, en traducir cosas de un idioma a otro.

Miguel Vera dijo...

De acuerdo contigo josep. Obviamente para una empresa con interés de traducir su página web la mejor elección es un traductor profesional. Sin embargo considero que para una persona que como nosotros tiene un blog y le interesa traducir uno o varios artículos sólo bastaría una persona que haya completado o esté terminando de estudiar inglés.

SolraC dijo...

Hola Miguel.

Gracias por la anotación sobre mi artículo de análisis de los traductores online.

Solrac.

PD: el nombre de mi blog es 'Solrac Korner' y no 'Slorac Korner' ... en pequeño fallo sin importancia ;)

Simón Sajer dijo...

Gracias Miguel... por visitar mi Blog "El Cuaderno de Simón" y opinar. Especialmente muchas gracias por considerarlo como un enlace referencial. Totalmente de acuerdo contigo en el sentido de tratar en lo posible de hablar y escribir correctamente nuestro idioma.
El contenido de tu Blog me parece muy interesante, soy un aficionado a la mineralogía y sobre todo a la cristalografía y petrografía de colección de modo que pronto me pondré en contacto contigo para intercambiar puntos de vista.
Hasta pronto y gracias nuevamente.

Miguel Vera dijo...

Gracias Solrac el error ya está corregido.

Simón sí noté que en tu blog tienes varios enlaces sobre mineralogía. Ya he llevado yo un curso al respecto y aunque no me considero aficionado, me gusta mucho por su estrecha relación con la geología. Los minerales nunca dejarán de sorprendernos. Estoy a tu disposición para intercambiar puntos de vista. Puedes escribirme a la dirección de mi perfil o agregarme si tienes msn. Mucho gusto.

Saludos.

Solfinker dijo...

Enhorabuena por el blog - me sigue pareciendo un término más pegadizo que 'cuaderno de bitácora', 'binnacle' o lo que prefiráis - pero disiento.
Es evidente que estoy de acuerdo en que los traductores no funcionan, pero ¿por qué - para qué - traducir? ¡Qué obsesión! La traducción perfecta no existe.
Leed, escuchad, en el idioma original. Es lo mejor, no te pierdes nada, y si sólo se conoce un idioma - v.gr. el español - hay recursos y literatura más que suficiente para hartarse.
NO A LAS TRADUCCIONES.
www.solfinker.blogspot.com

Miguel Vera dijo...

Muy interesante tu punto de vista Solfinker y te doy parte de razón, pero definitivamente no estamos de acuerdo en ese punto. Voy a generalizar un poco, aunque finalmente el objetivo es el mismo:

Creo que si alguien tiene la capacidad ofrecer un servicio, cualquiera que sea (por qué no, el de informar por medio un blog), en más de un idioma es algo beneficioso para ambas partes, tanto para el que ofrece el servicio como para el que se beneficia de la traducción ¿no te parece?

De no hacerlo se perderían muchos clientes (o visitantes) potenciales que finalmente tomarían un servicio de la competencia (otros blogs), que incluso podría no ser tan bueno como el tuyo, pero que perdiste por una mala traducción o por no hacerla.

Personalmente tengo esa opción, pero por falta de tiempo no la desarrollo aquí, aunque sí lo he hecho en mi perfil de Flickr, y te aseguro que te sorprenderías con los beneficios que me ha traído el hacerlo. Por eso mismo es probable que en algún momento me las arregle para hacer lo propio con MiGeo.

Gracias nuevamente por tu aporte Solfinker. Si tienes algo más que agregar con gusto continuaremos el debate.

Saludos.